Deportes

Silvina Bruno: 50K y podio en San Juan

La ultramaratonista cordobesa, aunque piquense por adopción, hace pocos días atrás estuvo participando del «Desafío Ansilta», en San Juan, y pasó por los estudios de Radio 5 para contarnos algunos detalles de su experiencia «Trail», en el desafiante Dique Punta Negra.

El Desafío Ansilta tiene distancias de 5, 10, 16, 30, 50, 70 kilómetros a través de un recorrido sumamente complicado que se desarrolla en la provincia de San Juan. Es considerada la carrera más importante de trail – running 
de la región y una de las más relevantes del país. El clásico por excelencia de las carreras de aventura.

Silvina participó de la distancia de 50 K y consiguió hacer podio en esta importante competencia. «Uno esperaba este resultado por todo lo que vengo entrenando, pero me encontré con una carrera re difícil, la subida fue tremenda y llegar al objetivo que esperaba me pone realmente feliz», expresaba en el aire del programa Cinco Por Semana.

Contó que participaron entre 1000 y 1500 corredores de diferentes partes y detalló cómo fue la experiencia. «Comenzó en un falso llano con arena que no me la esperaba y después fuimos pasando por las salinas, el dique de punta negra que es muy bello y comenzamos la subida en la montaña que fue interminable, pero mi fuerte son las subidas y las bajadas, así que ahí es donde yo saco la diferencia», detalló.

Silvina además de ser ultramaratonista, es mamá y profesora de Artes Plásticas y Ajedrez. Entre todas sus facetas diarias, va mezclando las actividades, para poder darse el gusto de seguir participando de los distintos eventos de trail-running que se desarrollan en el territorio nacional.

Unos meses antes de participar en San Juan, estuvo corriendo en Córdoba una maratón en la que lamentablemente sufrió una lesión pasado el kilómetro 18, pero su fuerza de voluntad y las garras de guerrera la hicieron seguir en la carrera para terminar haciendo podio con un pie en con un fuerte esguince.

El running la acompañó durante toda su vida, es parte de su esencia como mujer deportista. Durante su juventud elegía las distancias rápidas pero llegó un día en el que se dio cuenta que no estaba disfrutando la actividad. «Dejé de correr un tiempo largo y cuando estuve acá en Pico, comencé la actividad de nuevo. Ahora encontré que pude juntar la montaña, que es algo que a mi me gusta mucho, con correr que es algo que me apasiona. Ahora puedo disfrutar de todo» explicó.

Sin dudas que ser un deportista de este nivel genera un desgaste impresionante del cuerpo que debe ser acompañado con una correcta dieta, hidratación y ejercicio diario, no solo para fortalecer el cuerpo sino también para prevenir lesiones. Desde su experiencia en la actividad explicaba que «la alimentación es fundamental, antes de la carrera y durante. Yo el año pasado corría sin ir a la nutricionista y terminaba descompuesta en todas las carreras y cuando comencé te cambia mucho el rendimiento, hace que no te lesiones después y durante, la verdad es que para mi es importantísimo».

Finalizando la charla, Silvina reflexionó sobre el running y su dejó su opinión de la actividad que hoy es furor en todas las provincias de nuestro país. «Lo que más me gusta este deporte en si, es que no hay competencia entre los que corren. En la que me lesione yo venía tercera buscando el segundo puesto, había pasado a 3 mujeres hacía poco y cuando me lesiono, una de las chicas que venía atrás se frena conmigo y no sigue la carrera para acompañarme, después se frenó otra para darme un diclo. Realmente a diferencia de otros deportes el running tiene algo especial» finalizó.

Arriba